Thursday, February 22, 2018

La trabeculoplastia, también llamada trabeculoplastia con láser, es un procedimiento quirúrgico en el que se usa un láser para tratar glaucoma, una enfermedad progresiva de los ojos. En el ojo normal, el líquido llamado humor acuoso drena desde el ojo a través de conductos llamados la red trabecular. En individuos con glaucoma, hay un índice reducido de drenaje. Esto causa aumento de la presión en el ojo. Como resultado, los individuos con glaucoma por lo general tienen presión alta dentro de un ojo o de ambos ojos (presión intraocular). La presión intraocular alta se relaciona con los cambios patológicos de las fibras nerviosas de la retina y del nervio óptico que pueden llevar a ceguera.

En la trabeculoplastia se usa intervención quirúrgica con láser para crear aberturas en una parte de la red trabecular a fin de permitir mejor drenaje de líquido y reducir la presión intraocular. Hay dos tipos de glaucoma: glaucoma agudo (de ángulo cerrado), y glaucoma crónico (de ángulo abierto). La forma aguda, de ángulo estrecho aumenta la presión intraocular con rapidez cuando el iris bloquea el flujo de humor acuoso. Sin tratamiento, esta forma puede dar por resultado ceguera en algunos días. La forma crónica, de ángulo abierto, se produce por el bloqueo de la red a través de la cual el humor acuoso regresa a la circulación general y produce síntomas de manera muy gradual.

La trabeculoplastia por lo general se efectúa en individuos con glaucoma crónico de ángulo abierto cuando el medicamento fracasa para controlar la presión intraocular. No revierte el daño ya hecho al nervio óptico, pero puede lentificarlo o suspenderlo.

Scroll To Top
COLORES
Ajuste su preferencia visual
Ocultame [x]