Thursday, February 22, 2018

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por falla en la función de la insulina, una hormona producida en el páncreas, necesaria para la adecuada nutrición de los tejidos corporales. A consecuencia de esta alteración, la concentración de azúcar se eleva en el cuerpo produciendo una serie de daños irreparables. En la retina, se afectan los pequeños capilares que se encargan de nutrirla, se ocluyen y producen disminución marcada de la oxigenación retinal, llevándola a la muerte celular y a la pérdida de su función, lo que se traduce en pérdida visual progresiva e irreversible.

Los vasos ocluidos también pueden romperse abruptamente, y la sangre dispersarse dentro del ojo, en el vítreo, produciendo disminución brusca y severa de la visión. Esta sangre al contraerse, puede traccionar la retina y desprenderla, produciendo el estado más severo de una retinopatía diabética.

 

Scroll To Top
COLORES
Ajuste su preferencia visual
Ocultame [x]